Oraciones poderosas contra la infidelidad

El matrimonio o el noviazgo, es la unión de dos personas que juran amarse, acompañarse, protegerse, cuidarse, pero sobre todo respetarse. El respeto es un aspecto fundamental en toda relación. La fidelidad, la honestidad con la pareja debe ser constate. Sin embargo, en ocasiones caemos en la tentación de la infidelidad. Y si queremos que nuestra relación vaya por buen camino, debemos encomendarla a Dios con Oraciones poderosas contra la infidelidad que protegerán nuestro matrimonio de la ruptura.

Índice

    Oraciones poderosas contra la infidelidad

    Oraciones poderosas contra la infidelidad

    ¿Qué es el matrimonio y por qué debemos jurarnos fidelidad?

    Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada». Génesis 2:18

    Cuando Jehová Dios, creó al hombre, vio que éste estaba muy sólo, entonces sintió que era necesario crear a alguien que le acompañara en todo momento, que lo apoyara y le ayudara a reproducirse. Entonces, Dios creo a Eva, para que Adán, el primer hombre sobre la tierra, convirtiera su soledad, en la unión con una mujer a quien debería jurarle amor y respeto.

    Unión del hombre y la mujer

    — ¿No han leído —replicó Jesús— que en el principio el Creador “los hizo hombre y mujer”, y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Mateo 19:4-6

    Como sabemos el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer que se juran amor hasta la muerte, y durante la vida cuidado, protección, en la salud, en los momentos más difíciles, en la felicidad. Cuando se juran respeto, se están prometiendo honestidad, el valor de estar siempre con la misma persona amada y ser responsables de cada acto. En el matrimonio, se conforma un solo cuerpo, es decir, un cuerpo en la fe, en el amor, entregado a Jehová, que por lo tanto debe ser cuidado.

    En ese sentido, debe cuidarse el matrimonio de la infidelidad, de caer en la tentación por terceros en la relación. Podríamos decir que si fue Dios quien unió ese matrimonio, la infidelidad, el adulterio, el deseo sexual por un tercero o tercera, es un irrespeto al Sacramento del matrimonio, por ende a nuestro Señor.

    El matrimonio y la fidelidad

    Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales. Hebreos 13:4

    Este versículo nos dice claramente porqué debemos consolidar la honestidad jurada ante el altar a nuestra esposa o esposo. Es porque la infidelidad es un pecado que se paga ante Dios nuestro Señor. Él castiga a quien desobedece sus mandamientos. Quien falta a las leyes que dicta su palabra. La inmoralidad sexual, es un pecado que será juzgada cuando Dios Todopoderoso lo crea adecuado.

    Amor como fuente principal de la unión

    Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra. Efesios 5:25-26

    El amor, como Dios lo profesaba con sus hechos, debemos crearlos, reforzarlo, alimentarlo todos los días. No nace para quedarse siempre, hay que cosecharlo, pues somos humanos y jamás amaremos de manera incondicional como lo hace nuestro Padre Creador.

    Es por ese motivo, que debemos encomendar nuestro matrimonio al Señor, porque sólo Él no dará la fuerza para soportar todos los problemas y salir de ellos de una manera que nuestra esposa o esposo no se vean afectados y por ende la relación.

    Jehová nos dice estas palabras a manera de que el matrimonio sea fuerte. Que tenga fuerza en la Gloria del Señor, en su Gloria.

    El respeto en la unión conyugal

    De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes. 1 Pedro 3:7

    El cuidado en el matrimonio también es importante. No podemos descuidar a quien nos acompaña todos los días. Al casarnos, nos convertimos en uno solo. Y debemos estar presentes en la enfermedad, en la tristeza, en la pobreza, al igual que en los aspectos positivos de la unión conyugal.

    Versículos que nos harán entender cómo Dios rechaza la infidelidad y el adulterio

    … el matrimonio honroso en todos, y el lecho {matrimonial} sin mancilla, porque a los inmorales y a los adúlteros los juzgará Dios. Hebreos 13:4

    No cometerás adulterio Éxodo 20:14 Habéis oído que se dijo: “NO COMETERAS ADULTERIO”. Mateo 5:27

    Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe. Marcos 10:9

    Si un hombre comete adulterio con la mujer de {otro} hombre, (que cometa adulterio con la mujer de su prójimo), el adúltero y la adúltera ciertamente han de morir. Levítico 20:10

    Oraciones poderosas contra la infidelidad

    Ahora que conocemos los designios del Señor respecto al matrimonio. Esa sagrada unión que sólo la muerte podrá separar, podemos mostrarles algunas oraciones poderosas contra la infidelidad, que nos permitirán hacer fuerte nuestra relación con la pareja y alejar las tentaciones lejos de nosotros.

    Primeramente, antes de realizar las oraciones, debemos saber que nuestro corazón debe estar limpio de cualquier sentimiento que impuro no nos permita hacer una real y eficiente conexión con Jehová. Sobre todo, es necesario estar claros y tener la certeza de que lo que estamos pidiendo es lo que nuestro corazón desea.

    En ese sentido, tener la certeza de que amamos a nuestro esposo o esposa, y que en caso de que nos sea infiel, podremos perdonarle, o en el caso contrario, estemos dispuestos a dejar la inmoralidad a un lado y pedir el perdón.

    Oración poderosa para alejar la tentación

    Señor, en esta hora que me encuentro contigo, quiero pedirte, desde mi corazón que alejes la tentación de mi matrimonio.

    Haznos ciegos de la inmoralidad sexual, aleja de nosotros al demonio que quiere tentarnos para que seamos juzgados y vega la muerte de nuestra unión conyugal, construida bajo tu palabra y ley sagrada.

    Señor, protégenos a mi pareja y a mí del mal que acecha nuestra relación y vuélvenos de piedra ante lo que quiere separarnos.

    Aléjanos del adulterio, de la infidelidad. Haznos fuertes y un matrimonio para la eternidad.

    Amén.

    Oración poderosa para que el amor sea perdurable en el tiempo

    Jehová, Dios todopoderoso. Ven a estos corazones. A nosotros que somos tus hijos y estamos unidos en Santo matrimonio bajo tu palabra, Señor. Y haznos personas amorosas el uno con el otro.

    Que nuestro amor sea tan puro como el tuyo hacia nosotros. Inquebrantable, incorruptible, fuerte como una roca, grande y profundo como los mares, Señor.

    Hazte presente en nuestros corazones e impide que cualquier síntoma de infidelidad se aleje para siempre y no fracture el amor que nos prometimos en el altar de tu templo.

    Danos el don del amor, la paciencia, el respeto, la honestidad, para que nuestra relación sea siempre fuerte y esté eternamente lleno de vida, como eterno eres tú mi Dios.

    Amén.

    Oración poderosa para perdonar la infidelidad

    Padre Santo, tú que vives y reinas en todo, dame fortaleza para no sucumbir al odio y perdonar la infidelidad de quien me juró ser fiel hasta la muerte.

    Aleja de mí todo sentimiento de rencor y siembra esa bondad tuya, esa capacidad tuya para perdona.

    Dios mío, Dios vivo, conviérteme en una persona llena de amor, capaz de perdonar los pecados de mi esposo o esposa, porque cayó en la tentación y si tú eres capaz de perdonar.

    Y si tu hijo fue capaz de perdonar los pecados de todos en el mundo, dame a mí la misma fortaleza.

    Amén.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir