Oraciones poderosas de sanación

La enfermedad es uno de los motivos de desesperanza, pérdida de la serenidad, la confianza y la mayor generadora de angustia. Sin embargo, también es un tiempo de acercamiento con Jehová. Es uno de los momentos en el que el diálogo con Dios adquiere más fuerzas.

Cuando somos personas sanas, también oramos para que jamás debamos pasar por una afección de la salud. En ese sentido, compartimos oraciones poderosas de sanación, que nos mantendrán con buena salud.

Índice

    Oraciones poderosas de sanación

    Mantener las esperanzas en el Señor Todopoderoso cuando un familiar está enfermo

    ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. Salmos 42:11

    En esta ocasión seremos reiterativos en cuanto a la oración. A la efectividad de las oraciones poderosas de sanación que alzamos en beneficio nuestro y de nuestros seres queridos. No obstante, la plegaria no debe estar sola, debe ir de la mano con la fe. El poder de la fe es lo que hará que nuestra petición a Jehová sea mucho más eficaz.

    Asimismo, es sumamente importante que estemos atentos a la oración para que pueda establecerse de forma correcta la comunicación con nuestro Señor. Además, como nos relata el versículo anterior, la esperanza en nuestro Padre, es primordial. Debemos ser pacientes para que la Gloria del Señor se haga en nuestras vidas

    Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:31

    La esperanza en Jehová más que hacernos fuertes, es la probabilidad de que seamos escuchados en algún momento por nuestro Padre Todopoderoso. Las oraciones poderosas, nos brindan la certeza de que Él está recibiendo el por la sanación nuestra, por la de nuestros familiares y allegados que padecen algunas enfermedad.

    Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:13

    Entonces, no se trata solo de querer ser sanados, sino también, de que la fe que tenemos en la promesa del Señor, sea tan fuerte como una roca y tan profunda como el océano. Sumado a la fe y la esperanza, también tenemos el amor. No somos nada si no amamos. El amor nos hace personas capaces de sacrificarnos por quienes sufren. Atenderlos, cuidarlos, protegerlos. Eso es lo que hace Jehová en su eterna misericordia.

    Oraciones poderosas de sanación

    El señor lo confortará cuando esté enfermo; lo alentará en el lecho del dolor. Salmos 41:3

    Las tres fuerzas anteriores: la fe, la esperanza y el amor, involucradas en nuestras oraciones poderosas, nos sirven de herramientas que nos conectarán con nuestro Señor Padre, el único que con su mano sanadora podrá sacarnos del padecimiento, de la tristeza que produce la enfermedad.

    Seamos instrumentos de la palabra de Dios. Convirtámonos en mensajeros que transmiten las peticiones del enfermo a Jehová.

    Sáname, Señor, y seré sanado; sálvame y seré salvado, porque tú eres mi alabanza. Jeremías 17:14

    Jehová recibirá nuestras alabanzas porque al ser sanados por Él, nosotros agradeceremos. Y no sólo cuando nos saque de una enfermedad, también hay que agradecerle por alejar todas las cosas que perjudiquen nuestra salud, y nos mantenga sanos.

    Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa. Isaías 41:10

    Siguiendo el orden de las ideas que estos versículos de la Biblia nos enseñan, encontramos este último que nos revela de manera muy clara que nuestro Señor Todopoderoso, nos responderá. Junto a esa respuesta, nos vendrá la calma, la sanación, la victoria sobre la enfermedad. Dios nos llama a tener fe en su poder de sanación. Es por ello, que debemos recibirlo en nuestros corazones. Permitirle obrar en él y en nuestras vidas.

    Oración poderosa para alguien que recibirá un diagnóstico de salud

    Esta oración, que forma parte de las oraciones poderosas de sanación, como bien dice, nos permitirá alzar plegarias por alguien que está a punto de recibir un diagnóstico. Y así como puede recibir buenas noticias, también existe la gran probabilidad de que sea negativo. En cualquiera de los dos casos, nos toca hacerle ver a nuestro allegado, que Dios está siempre presente y que su mano sanadora hará el milagro de la sanación.

    Señor, Padre nuestro, en este momento, mi hermano está a pocos minutos de recibir el diagnóstico sobre su salud. Padre, protégelo de toda enfermedad. Haz que su salud sea adecuada.

    Que ninguna enfermedad terrible se haga presente. Jehová, Dios y si está enfermo, dale la fortaleza para aceptar su enfermedad. Y que junto a ti, en tu camino de bondad, empiece a luchar contra ella.

    Señor, te suplico por todos aquellos que están esperando un diagnóstico médico para saber si están o no enfermos. No los abandones en los peores momentos. Abrígalos, abrázalos con tu brazo fuerte, sanador. Dales a todos la sanación. Amén.

    Oración poderosa para alguien que recibió un diagnóstico desalentador

    En este caso nos toca ser verdaderamente fuertes y saber enfrentar la enfermedad. Sobre todo cuando la persona que padece no tiene fe en nuestro Dios. Es por ello que es importante hablarle de manera frecuente de las bondades de Jehová, y que sólo Él, podrá darle la sanación para que supere la enfermedad y siga con su vida.

    Padre, dale fortaleza a mi hermano para soportar el dolor, el sufrimiento por enterarse de su estado grave de salud. Así como tú pudiste superar el sufrimiento en la cruz, permite que él también sea fuerte de corazón.

    Señor, protégelo de los pensamientos negativos, libéralo y sánalo mi Señor. No hay nadie más a quien pueda él encomendarle su salud y su vida. Sólo estás tú, grande, noble, fuerte antes cualquier adversidad.

    Envuélvelo en tu manto poderoso de bondad y misericordia. Envía tu Espíritu Santo para que entre en su corazón y recupere las fuerzas y la esperanza.

    Dale entendimiento para comprender por qué debe pasar por esta gran prueba, Señor. Envía a los ángeles que cuidarán de él día y noche mientras esté en tratamiento. Amén.

    Oración para pedir por la salud de todos los seres queridos

    Esta oración poderosa, nos servirá como protección para que evitemos enfermar al obtener de Dios su manto de sanación. Es una linda plegaria que alzaremos al cielo por todos aquellos que amamos. Una petición que nos mantendrá siempre comunicados con Jehová.

    Padre nuestro, tú que siempre estás con nosotros, envolviéndonos en tu amor, con tu gran misericordia. Danos la protección que todo padre le da a sus hijos. Los cuidados en la salud, en los problemas que debamos enfrentar.

    Haznos dignos de tu bondad, Señor, que merezcamos recibir la fuerza de tu abrazo, el resguardo de tu abrigo Santo. Cúbrenos con tu poder de sanación para que no caigamos en enfermedades. Protege nuestra salud de cualquier infección, virus o enfermedad crónica.

    Cuida nuestros huesos, nuestra vista, nuestro organismo. Nos encomendamos a ti, mi Señor, porque tienes el poder sagrado de la vida, la fuente de la vida está en tus manos. Refúgianos en tu corazón, Señor, Padre Salvador, déjanos habitar allí donde nada duele, donde no existen las enfermedades. Amén.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir