¿Quién es Dios según la Biblia?

Desde el Génesis, pasando por los Salmos y Evangelios del texto sagrado conformado por 66 libros, nos hablan de Dios. En ella no se intenta comprobar su existencia, pues, no hay nada que demostrar. Dios es y está en todo cuanto nos rodea. El propósito de la Biblia está en contarnos o revelarnos la naturaleza viva de nuestro Padre creador. Sus hazañas y grandes proezas. Entonces nos preguntamos ¿Quién es Dios según la Biblia? Eso lo podremos valorar a continuación.

Índice

    ¿Nos revela la Biblia la existencia de Dios?

    Las Sagradas Escrituras
    Las Sagradas Escrituras

    Primeramente, debemos tomarnos unos momentos y reflexionar en nuestros corazones. Construirnos un concepto de Dios: Es el creador, un ser supremo, Señor de los señores, el rey de los reyes, protector salvador de la tierra y el universo. Sin embargo, ¿Cómo estamos seguros de su existencia? En el Salmo 19:1 dice: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos.” En ese sentido, no hay nada que demostrar, porque todo cuanto nos rodea es creación de Dios, y todo ello nos habla de su existencia.

    Cuando hablamos de Dios, hablamos de un ser que está inmerso en los más hondo de la creación. Es misterioso y queremos descubrirlo. Sin embargo, como dice nuestra sagrada Biblia “¡Tan grande es Dios que no lo conocemos! ¡Incontable es el número de sus años!” Esto no nos quiere decir, que aunque no lo conozcamos, cómo podemos llegar a conocer a nuestros hijos o a nuestra madre, no podamos saber de su obra, de su naturaleza y lo que quiere para nosotros.

    En Samuel 7:22 vemos un grito de júbilo “¡Qué grande eres, Señor omnipotente! Nosotros mismos hemos aprendido que no hay nadie como tú, y que aparte de ti no hay Dios”. Porque no hay otro como él. Otro capaz de crear un universo infinito. Un Dios que tenga el poder de darlo todo sin recibir a cambio más que la confianza de sus hijos en él.

    En ese sentido nos encontramos con el siguiente versículo “Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto” (Juan 4:20). Nos llama Dios a amar a nuestro prójimo, al que podemos ver y palpar, pues esta es la forma en la que lo amaremos también a Él. Y llegar a la fe de que pese a no verlo delante de nosotros, lo amamos porque está allí en el árbol que plantamos, en el agua que lava nuestras manos y riega nuestro jardín.

    ¿Cuál es la naturaleza de Dios según la Biblia?

    Todos sabemos que Dios es omnipotente y que está presente en todas las cosas. Es el principio y el fin. Alfa y omega. Es una fuerza bondadosa capaz de crear vida y sembrar amor en todos los corazones del mundo. Es infinito. Es incomparable. Y según Juan 4:24 “Dios es espíritu, por naturaleza intangible”, mientras que para Mateo 3:16-17 “Dios es Uno, pero existe en tres Personas – Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo”. Dios como el espíritu que alberga en nuestros hogares y en nuestro corazón.

    ¿Cómo actúa Dios según la Biblia?

    Hemos escuchado sobre un Dios al que hay que temer, un Dios celoso y colérico. Sin embargo, en nuestra Biblia lo definen como un ser llenos de tantos dones, que nos llevan a abrigarnos bajo su abrazo. Es protector, cuidador y salvador. El amor es inherente a nuestro Señor “Es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor”. Corintios 13:4-5

    La Biblia nos describe a un Dios que ama más allá de las dificultades y de los errores que comentemos nosotros, sus hijos. Un Padre capaz de perdonar las agravias y que cuando nos descarrilamos, nos busca y nos lleva por su senda.

    ¿Cuál es la obra de Dios según la Biblia?

    Para poder comprender cuál es la obra de Dios, debemos saber y mantener siempre presente que Él es el principio. Que nuestro Dios existía antes que cualquier cosa en el mundo. Y creó de la nada todas las cosas. Les otorgó esencia, y al hombre le dio vida y un espíritu. En Génesis 1:1 nos dice: “Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.” Aquí, de manera muy simple, podemos ver que su principal obra es la creación de todo.

    En las sagradas escrituras, también nos reúnen estas palabras Él sostiene activamente al mundo (Colosenses 1:17); lo que nos revela esta frase es que Dios está presente, vigilante, es un centinela en todo lo que nos rodea, para protegernos y salvarnos del acecho de quienes obran en nuestra contra.

    Por otro lado, encontramos que “Él está ejecutando Su plan eterno” (Efesios 1:11), y ese plan, es llevarnos a la vida eterna. A la salvación. Por eso entre sus planes estuvo enviar a su hijo nuestro Señor Jesucristo a la tierra para ser sacrificado en la cruz por el hombre, y de ese modo, fuesen perdonados nuestros pecados. Es entonces su plan “El cual incluye la redención del hombre de la maldición del pecado y de la muerte” (Gálatas 3:13-14) acercarnos también a Cristo.

    ¿Cómo define la Biblia a un Dios salvador?

    Si Dios es creador de las cosas, allí en su obra nos descubriremos. Si es salvador, nos daremos cuenta de la gracia que nos concede su misericordia. Nos descubrimos en todo lo que nos rodea. Nos descubrimos en nuestros hermanos. Y también sentimos la bondad y compasión de nuestro salvador el que está allí aunque no lo veamos “Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas” (Josué 1:9).

    Como salvador nos compete a nosotros orar porque nos mantenga bajo su brazo “Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza” (Salmos 56:3) porque no hay otro que pueda protegernos y salvarnos. “Dios es mi salvación y mi gloria; es la roca que me fortalece; ¡mi refugio está en Dios!” (Salmos 62:7). No hay otro refugio que su amor, que su enorme bondad y que con su disciplina también nos alerta a alejarnos de la vorágine que quiere engullirnos en su maldad.

    Una vez más percibimos a un Dios que, lleno de compasión por sus hijos, envió a Jesús a morir en la cruz como un hombre lleno de heridas en su espalda, desposeído y humillado. Un plan de salvación que previó desde la creación del hombre, cuando Eva tentada por la serpiente, llevó a Adán a comer del fruto prohibido. Pese a que lo desobedecieron, les dio muchos años de vida y les permitió procrear, lo que nos muestra a un Dios justo con su creación, un Dios que salvó a quienes dio vida.

    Según la biblia nuestro Señor es también un Dios de amor

    Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas (Marcos 12:30). Porque Él nos amará eternamente, como para querer nuestra prosperidad y nuestra vida eterna, luego de un juicio en el que ganarán los justos, aquellos quienes amaron incondicionalmente a su prójimo.

    Aquellos que como Dios entregaron sus vidas para hacer el bien. Y encontraremos la salvación de una manera “Reconoce, por tanto, que el Señor tu Dios es el Dios verdadero, el Dios fiel, que cumple su pacto generación tras generación, y muestra su fiel amor a quienes lo aman y obedecen sus mandamientos (Deuteronomio 7:9).

    ¡LECTURA RECOMENDADA! 🙌Oración Para Agradecer A Dios Por Los Alimentos 🙌

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir