Salmo Para Los Vicios - Salmos 37 Y 51 Para Superar Los Vicios

Los vicios traen consigo grandes consecuencias para los seres humanos que cometen el pecado de caer en ese tipo de tentación. Un salmo para los vicios destaca que se requiere de mucha fuerza de voluntad y de mente positiva para poder superar esta contrariedad física y espiritual.

Una de las peores adicciones en la humanidad son las drogas y el alcoholismo, por nombrar sólo algunos. Este tipo de vicios repercute negativamente en la espiritualidad de las personas, alterando de manera voraz su paz interior.

Salmo Para Los Vicios

Índice

    Salmos para derrotar a los vicios

    Uno de los salmos más predicados es el 37, el cual representa una resolución a la irritación de los íntegros, a quienes les cuesta entender el por qué prosperan y abundan las influencias negativas a pesar de que se efectúan grandes esfuerzos para evitarlas.

    SALMO 37

    👉1. De David No te irrites contra los malvados ni tengas envidia de los criminales,
    2. pues se secan pronto como el heno, como la hierba verde se marchitan.
    3. Confía en el Señor y haz el bien, para habitar en tu tierra y vivir tranquilo;
    4. busca en el Señor tus delicias, y él te dará lo que tu corazón desea.
    5. Confía al Señor toda tu vida y fíate de él, que él sabrá lo que hace:
    6. hará que luzca tu justicia como la aurora y que tu derecho resplandezca como el mediodía.
    7. Descansa en el Señor, confía en él, no te irrites contra el que prospera ni contra el hombre que maneja intrigas;
    8. deja la ira, desiste del enfado, no te acalores, que es peor para ti;
    9. pues los criminales serán exterminados, más los que esperan en el Señor heredarán la tierra.
    10. Un poco nada más, y el criminal no existe; lo buscas en su sitio, y ya no está allí;
    11. pero los pobres heredarán la tierra y gozarán de una paz total.
    12. El criminal maquina contra el justo y rechina los dientes contra él;
    13. el Señor se ríe de él porque ve que su día se avecina.
    14. El criminal saca la espada y tensa el arco para matar al pobre y al indigente, para dar muerte a los justos;
    15. pero su espada se clavará en su corazón y sus arcos serán hechos pedazos.
    16. Vale más poco con justicia que mucha riqueza con injusticia;
    17. pues los brazos de los injustos se romperán, mientras que el Señor sostiene a los justos.
    18. El Señor cuida de los que practican la justicia, su herencia durará eternamente;
    19. no pasarán vergüenza en tiempos de desgracia, en los días de escasez no pasarán hambre.
    20. Los que viven de la injusticia perecerán, los enemigos del Señor pasarán como el verde de los prados, se esfumarán igual que el humo.
    21. El injusto pide prestado y no devuelve, mientras que el justo se compadece y da.
    22. Los que el Señor bendice heredarán la tierra, los que maldice serán exterminados.
    23. El Señor asegura los pasos del hombre cuyo camino es de su agrado;
    24. aunque tropiece, no caerá por tierra, pues el Señor le lleva de la mano.
    25. Fui joven y ya soy viejo; y nunca vi al justo abandonado ni a sus hijos pidiendo limosna.
    26. En todo tiempo se compadece y da prestado, sus hijos son una bendición.
    27. Apártate del mal y haz el bien, y siempre tendrás un lugar donde vivir;
    28. porque el Señor ama la justicia y no abandona a sus fieles; los malhechores serán para siempre aniquilados y la raza de los criminales será exterminada;
    29. los justos heredarán la tierra y habitarán en ella eternamente.
    30. La boca del justo habla con sabiduría y su lengua proclama la justicia;
    31. la ley de su Dios está en su corazón y sus pasos no vacilan.
    32. El injusto espía al justo y busca darle muerte;
    33. pero el Señor no lo dejará en sus manos ni permitirá que lo condenen cuando sea juzgado.
    34. Confía en el Señor y sigue su camino; él te ensalzará y te hará heredar la tierra, y tú verás la ruina de los malvados.
    35. He visto al malvado, lleno de soberbia, elevarse como un cedro frondoso;
    36. pasé de nuevo, y ya no estaba; lo busqué, pero no lo encontré.
    37. Guarda la integridad, practica la justicia, pues para el hombre de paz hay un porvenir;
    38. los malhechores serán de una vez aniquilados y su descendencia será totalmente exterminada.
    39. La salvación de los justos viene del Señor, él es su fortaleza en tiempos de peligro;
    40. el Señor los ayuda y los libra, los libra de los malvados y los salva porque en él han buscado su refugio.👈

     

    Entre las pautas más representativas que destacan a este salmo que da la fuerza y el empuje necesario para enfrentar y derrotar a los vicios se encuentran las siguientes:

    • Confía en el señor y haz siempre el bien para que te ganes el derecho de habitar en su tierra con total tranquilidad.
    • Busca y confíale al señor tus delicias y él te otorgará lo que tu corazón anhela.
    • Confía al señor toda tu vida y fíate de él, ya que él sabrá perfectamente lo que hace.
    • Descansa en la paz que te otorga el señor, confía profundamente en él, no caigas en el error de desaforarte contra el que prospera ni contra el que maneja intrigas.
    • Aparta de tu ser a la ira, desiste del enfado ni te alteres ya que es mucho peor para ti.
    • Los que viven practicando la injusticia perecerán, los enemigos de Dios pasarán como el verde de los prados y se esfumarán igual que el humo.
    • Confía en Dios y sigue su camino y palabra, que él te ensalzará y te hará heredar la tierra y tu presenciarás la ruina de los que practican el mal.
    • Procurar establecer y guardar la integridad, práctica y pregona la justicia, pues para las personas de paz está plenamente garantizado el porvenir.
    • La salvación de los justos proviene de Dios Todopoderoso, él es su fortaleza en los momentos de peligro y de total desasosiego.
    • El señor ayuda y libera a todos sus hijos, los libra de los practicantes de la maldad y la crueldad y les otorga la salvación porque en él han buscado su refugio y protección.

    Salmos 51

    El salmo 51 refiere que en algunas ocasiones los seres humanos son seducidos por la tentación, lo que conlleva a estar sometido a antojos innecesarios y deseos impuros que con el transcurrir del tiempo generan dependencia y descontrol espiritual y físico.

    Salmos 51

    👉 51 Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
    Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.
    2 Lávame más y más de mi maldad,
    Y límpiame de mi pecado.
    3 Porque yo reconozco mis rebeliones,
    Y mi pecado está siempre delante de mí.
    4 Contra ti, contra ti solo he pecado,
    Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
    Para que seas reconocido justo en tu palabra,
    Y tenido por puro en tu juicio.
    5 He aquí, en maldad he sido formado,
    Y en pecado me concibió mi madre.
    6 He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo,
    Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.
    7 Purifícame con hisopo, y seré limpio;
    Lávame, y seré más blanco que la nieve.
    8 Hazme oír gozo y alegría,
    Y se recrearán los huesos que has abatido.
    9 Esconde tu rostro de mis pecados,
    Y borra todas mis maldades.
    10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
    Y renueva un espíritu recto dentro de mí.
    11 No me eches de delante de ti,
    Y no quites de mí tu santo Espíritu.
    12 Vuélveme el gozo de tu salvación,
    Y espíritu noble me sustente.
    13 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,
    Y los pecadores se convertirán a ti.
    14 Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación;
    Cantará mi lengua tu justicia.
    15 Señor, abre mis labios,
    Y publicará mi boca tu alabanza.
    16 Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría;
    No quieres holocausto.
    17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;
    Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.
    18 Haz bien con tu benevolencia a Sion;
    Edifica los muros de Jerusalén.
    19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia,
    El holocausto u ofrenda del todo quemada;
    Entonces ofrecerán becerros sobre tu altar.👈

    Entre las oraciones de este salmo que procuran cooperar espiritualmente para lograr la liberación de vicios así como guiar el camino que permita sanar todo tipo de adicción, se encuentran las siguientes:

    • Pedir perdón al señor por todos los pecados y por todos los daños causados al cuerpo y al espíritu.
    • Requerir a Dios que otorgue su bendición, luz y protección que permita encontrar nuevamente el sendero de la paz y el bienestar.
    • Solicitar al señor su intersección para que puedas sanar tu cuerpo, tu alma y tus heridas más profundas, las cuales generan que te apegues a esos vicios que desestabilizan a tu espíritu
    • Reconocer ante Dios que te sientes avergonzado, arrepentido y que llevas una profunda tristeza en tu corazón. Al admitir tus dolores y tus miedos, estarás labrando el camino que te conducirá al perdón.
    • Clamar ante el señor con todo tu corazón que sane todas tus miserias y adicciones y que acabe con ese dolor inmenso que perturba a tu alma.
    • Pedir perdón a tu madre, a tu padre, a tus hermanos, a tus hijos, a tus amigos y a todos los seres especiales que te ha regalado la vida, ya que tu sufrimiento representa un tormento para todos ellos y tu reencuentro con la paz les otorgará tranquilidad y bienestar.

    Salmo Para Los Vicios

    Para poder derrotar todo tipo de vicio se requiere de una enorme fuerza espiritual, debes apoyarte totalmente en Dios y en el poder especial de la familia, que son los bastiones fundamentales que te permitirán salir adelante.

    Si transitas el camino conjuntamente con el padre celestial todo será posible y no existirá barrera alguna que te impida encontrar la paz anhelada.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir